Verónica Pascual – CEO de ASTI, a su vez, Socio Protector de EXECyL, comparte con nosotros el secreto del éxito cosechado por su organización a pesar de los últimos años de crisis.

Hace unos días cuando me preguntaban sobre el secreto del éxito de ASTI, no pude evitar que dos palabras asaltasen mi cabeza: pasión y perseverancia. Ambas como el trabajo bien entendido, el enamoramiento por una idea y la lucha por hacerla realidad día a día.

Haciendo un ejercicio de reflexión y análisis de los elementos que han hecho de ASTI la empresa en expansión que es a día de hoy:

Un buen producto. ASTI vende el mejor producto que una empresa pueda vender: competitividad. Y es que en esta palabra se resumen conceptos tan importantes como eficiencia en costes, sistematización, aumentos en productividad en ergonomía y en seguridad.

Tras el periodo de crisis que acabamos de vivir, ha quedado de manifiesto la necesidad de hacer las cosas de la manera más eficiente. Vivimos en un mundo globalizado donde clientes y proveedores ya no se limitan a un entorno geográfico. Ya no existen fronteras y al igual que nuestros clientes provienen de cualquier parte del mundo, también lo hacen nuestros competidores directos. La competencia aumenta siendo más importante que nunca hacer las cosas de manera óptima.

Talento: para que un proyecto empresarial funcione bien, es importante estar rodeado del mejor de los equipos. Un equipo con las competencias técnicas, cognitivas y emocionales necesarias, pero más importante, con la inquietud de seguir creciendo con ASTI mediante la formación continua y el desarrollo tanto a nivel profesional como personal.

Un equipo proactivo, abierto al cambio, con clara orientación al cliente e internacional, muy comprometidos con ASTI y su proyecto empresarial. Este es un punto clave para la empresa.

I+D. Para una empresa que vende competitividad a través de la utilización de tecnología, es muy importante mantenerse a la vanguardia de los últimos avances y desarrollos. ASTI desde sus orígenes siempre ha realizado un gran esfuerzo en el desarrollo y dominio de nuevas tecnologías que poner al servicio de sus clientes. Desde que se estableciese el primer plan estratégico de la compañía, se le dio la importancia que requería a través del establecimiento de un departamento dedicado con personal en exclusiva, que se sostiene gracias a la reinversión del 20 % de la facturación.

Fruto de esta labor continuada se han perfeccionado múltiples técnicas de guiado que le han valido varios galardones, que son siempre una inyección de estímulo para continuar con el trabajo.

Expansión Internacional. Desde 2011 ASTI mantiene más del 50% de su cifra de negocios fuera de España. En la actualidad implantamos y mantenemos proyectos en 17 países y gracias a la firma de un acuerdo marco con un importante fabricante de automóviles nos hemos convertido en proveedores de soluciones EasyBots para todas las plantas del Grupo en países como Francia, Portugal, Eslovaquia, Argentina o Brasil.

Es clave entender y aceptar las diferencias culturales y lingüísticas existentes con nuestros clientes, para ello nos hemos dotado de un equipo internacional (6 nacionalidades actualmente) y hemos liderado la creación de una red de partners internacionales que asisten en el acercamiento a posibles nuevos clientes y que dan asistencia en planta con carácter inmediato.

Los ingredientes clave del éxito de ASTI: producto, talento, I+D e internacionalización

Las cantidades exactas de cada uno de estos ingredientes forman parte de esa receta que en definitiva es el gran secreto del éxito. Todo ello regado de un enfoque principal, la orientación al cliente que conforma parte de nuestro ADN desde los orígenes de la compañía, así la satisfacción de nuestros clientes es nuestra razón de ser.

Verónica Pascual , Ingeniero Superior Aeronáutico, cuenta con una sólida formación internacional en gestión y tecnología. Inició su carrera profesional a nivel internacional (Paris, Londres) en una multinacional de la construcción líder en su sector. En 2004 se incorpora al proyecto empresarial familiar, ASTI, pasando por diferentes puestos dentro de la compañía. A finales de 2006 ocupa su Dirección General y en 2008 opta por la adquisición de la compañía por compra del 100% de sus acciones, punto de inflexión que marca una nueva ruta y rumbo en el negocio.
Tras este paso, Verónica Pascual ha liderado un completo proceso de gestión del cambio que ha supuesto un importante crecimiento en facturación, un enorme impulso de internacionalización y el fortalecimiento de las actividades de I+D para asegurar soluciones tecnológicamente avanzadas y con carácter propietario, que han propiciado, entre otros, la realización de acuerdos marco estratégicos a nivel mundial para la automatización de los procesos de logística interna para diversas multinacionales.

Leer artículo original en el blog de Execyl