ASTI Mobile Robotics inaugura el próximo 27 de septiembre su primera filial en Europa, en concreto, en Mulhouse, en la región de Alsacia (Francia). El objetivo de la ingeniería burgalesa es ofrecer mayor calidad de servicio y atención al cliente en el país galo y en centro Europa.

El acto contará con la presencia de la CEO de ASTI, Verónica Pascual Boé, y de Alain Delimata, del Grupo PSA Mulhouse, en una conferencia bajo el título ‘Creando la industria del futuro’. La inauguración será en las propias oficinas de la ingeniería burgalesa, a las 11.30 horas, en Technopole Mulhouse.

ASTI consolida así su posición de liderazgo en el país galo, siendo una decisión estratégica, puesto que opera en Francia desde 2010 y que, en 2016, facturó en el país galo más 10 millones de euros, lo que supone un 40 por ciento del total de ASTI Technologies Group.

ASTI actualmente tiene más de 800 vehículos de guiado automático, denominados AGVs (Automated Guided Vehicles), en la región. Unos vehículos autónomos que se encuentran implantados para automatizar la logística de distintas empresas, como PSA, Faurecia, Renault Trucks, Grupo Aoste o Gefco.

Unos números que se prevén incrementar en los próximos meses, ya que el objetivo es instalar otros 300 vehículos autónomos, antes de concluir 2018 en la zona. Alsacia es una región con una sólida presencia industrial y con unos ambiciosos planes de inversión, modernización y crecimiento en su tejido industrial, debido a la fuerte presencia de la industria del automóvil en la zona, así como de otros sectores como la alimentación, farma y aeronáutico, que tienen unos ambiciosos planes de inversión en modernización industrial. En conjunto, la región exporta más de 16.000 millones de euros, siendo Alemania su principal mercado, pero también hacia Estados Unidos, Italia, Reino Unido y Suiza.

Gracias a este paso, ASTI aumenta su capacidad de servicio al cliente, aspecto clave para la compañía. No obstante, al mismo tiempo, estar ubicado en Alsacia le permitirá explorar nuevas oportunidades comerciales, tanto en Francia, como en Suiza y Alemania.